MI GRAN ALIADO, EL LIMÓN

Hoy quiero hablar sobre el limón, esa fruta cítrica, que no falta en la cocina y que es gran aliado a la hora de cuidar nuestro cuerpo. Una de las maneras de utilizarlo para favorecer nuestra salud es tomarlo en agua tibia. Son muchisimos los beneficios que aporta esta bebida fácil, económica y deliciosa.

Al tomarlo en la mañana en ayunas, favorecemos la eliminación de toxinas acumuladas durante la noche a la vez que alcalinizamos nuestro organismo, ¿esto qué quiere decir? que vamos a mantener ese equilibrio interno que necesitan todos nuestro cuerpo, y así comenzaremos la jornada renovados.

Durante el dia podemos añadir al agua que tomemos, rodajas de esta fruta y así además de crear una bebida saborizada natualmente estaremos hidratados.

Es también suúper efectivo para la digestión, en estos casos en mejor beberlo un poco más caliente, pues el mix entre cítricos y agua caliente combate retenciones. Es ideal para infecciones urinarias, es uno de los remedios mas efectivos y conocidos para esta molestia, el limón nos ayuda a equilibrar el pH de la sangre para lograr un ambiente mas alcalino al tracto urinario y podemos aíi eliminar bacterias.

En estética, la piel también podrá agradecer a esta bebida las maravillas que hará por ella.  Ayuda  a blanquear las manchas, curar el acné y darle un brillo e iluminosidad. El jugo de limón puede disminuir las imperfecciones, así como cicatrices pequeñas gracias a su astringencia, mezclado con miel puede ayudar a aclarar el tono de los vellos faciales.

EL LIMÓN, PERFECTO ACLARANTE.

Este cítrico puede ayudarnos a aclarar nuestras manchitas. Podemos poner jugo de limón, cáscara rallada o rodajas del mismo directamente sobre la piel. Es imporatante tener en cuenta que esta rutina funciona acompañada con tiempo y constancia, pero se verán los resultados. Es clave hacer ese ritual en las noches ya que el limón y el sol no son compatibles y podría agravar el tema.

ALGUNOS USOS PRACTICOS DEL LIMÓN PARA FAVORECER LA PIEL:

  • El jugo de limón es ideal para curar el acné, se debe utilizar diluido con agua para que no sea muy agresivo. Se pone sobre el área afectada con un algodón y se deja actuar quince minutos.
  • Para las arrugas, podemos hacer una mascarilla hecha con una cucharada de jugo de limón, una cucharada de miel y unas gotas de aceite de almendras.
  • Las cáscaras de limón son un exfoiante estupendo y suave para eliminar los puntos negros. También se puede usar con jugo de limón y azúcar.
  • La piel grasa la podemos combatir mezclando un huevo batido con una cucharada de jugo de limón, para la piel seca, con miel, aceite de oliva y el jugo de éste cítrico.

Por último, tomar agua tibia con limón antes de dormir, nos ayudará a pasar una noche relajada y descansada, es clave que el agua no sea muy caliente pues altas temperaturas podrán hacerle perder las propiedades a la fruta.